Pintaron toda la oficina. Mi PC anda de diez. Mi jefe me dejó tranqui. Agradecería, pero en vista de los acontecimientos, si me arrodillo a dar gracias, tengo miedo de que se me partan las rótulas…

PD: Tuve una semana fatal, gracias.

Firma: Yo.

Subconciente: Dejá de quejarte.

Anuncios