mayo 2005


LUGAR: TAZ (Palermo)

DOMICILIO: Serrano 1556

HORA: 21

“La ondita es juntarnos quienes nos leemos y comentamos diariamente (o semanalmente, mensualmente…as U want) con el fin de pasar un buen momento, divertirnos (mala onda abstenerse) y desvirtualizar un poco la cosa, vió?Están invitados absolutamente TODOS: bloggers, no bloggers, comentaristas, hermanas/os de…, sobrinos/as de…, tías, perros, gatos, canarios, en fin…” Luciana dixit.

Por si alguno llegó tarde, vayan acá, y confirmen su asistencia vía e-mail. Una bonita idea, pergeñada por Lu y mister Albus (no hice publicidad antes por un presentimiento, originalmente iba a un lugar y terminó en el que corona este post, para más data, vayan al blog de Albus).

Hasta luego.

He estado viendo en varios blogs que hay gente que se fue, se irá o quiere irse de viaje. Por un lado es…me genera un poquito de envidia. Será porque, de alguna manera, la mayor parte de la gente se queda anclada a todo. Me gustaría…ir a tantos lados…
Cuando pensaba en estas cuestiones, recordaba una vieja película de vaqueros, en la cual el protagonista era James Garner (el de Maverick). No recordaba el título, pero la historia era más o menos así…
El típico muchachito llega al típico pueblo del Lejano Oeste, como si de un ave de paso se tratara. Es un joven aventurero, que dice y asegura, estar viajando hacia Australia. Pero en ese pueblito no tienen sheriff, y por los avatares de la historia, él se convierte en el representante de la ley y obviamente, se queda. Al final, no viaja ni conoce Australia…se queda allí y se casa con la hija del alcalde.
Lo que me causaba gracia y a la vez, me hacía reflexionar es que, no importa cuan lejos nos podamos mover -físicamente-, de alguna manera estamos buscando un lugar donde posarnos, un sitio donde quedarnos. Eso será, creo, lo que hace que nos movamos de un lado para otro, ese espíritu migrador. De todos modos…el viaje más largo o mejor dicho, más intenso, que hacemos… es el de nuestra propia vida.

“Es extraño pensar en esa noche en particular, después de cuarenta años…el amo Bruce no tenía más de nueve años, era de noche, y como siempre no podía conciliar el sueño. Se sentaba erguido, en su cama, muy serio, mientras Aldred le leía ‘La carta robada’. Sí, esa era la historia. Lo escuchó en silencio y Alfred, al acabar el cuento, le explicó la importancia de Poe en las novelas de detectives. Entonces, con una voz como de acero, terrible y ceremoniosa, y sus ojos oscuros brillando…el amo Bruce pidió…no, exigió que ‘el asesino fuera atrapado y castigado’. Alfred le aseguró que el villano sería juzgado. Y Bruce durmió como un niño.”
Frank Miller, “The Dark Knight Returns”.

La mayor parte del tiempo suelo tener la sensación de que vivimos en un lugar donde el concepto de justicia es algo vacuo y vacío. Un lugar donde siempre triunfa el ladrón, el corrupto, el vivo. “El que no roba es un gil”, dice Dicépolo, irónicamente y amargamente nosotros…lo decimos en serio.
Aceptamos de buena (o de mala) gana que esto exista y subsista. Muchos son los que se quejan, pero a la hora de la verdad, no pasa nada. María Julia Alsogaray está libre. Por un tecnicismo, alguien que estafó y ostentó todo lo que se llevó, mientras estaba en la administración pública. Y sale a decir lo más campante, que cree en la justicia…nosotros no. Lamento de verdad decir esto y espero equivocarme, pero todo el escándalo de los sobresueldos es posible que quede en la nada.
Me da pena que nadie tenga la voluntad política de hacer cumplir las leyes y que nadie haga un ejercicio con su memoria para recordar lo que hizo esta gente…si hasta Cavallo, quien estatizó la deuda privada, creó el corralito y demás trapisondas, sale alegremente a hablar. Y todos esos políticos, que están ahora en el gobierno y se dicen adalides de cambios y aires de renovación, no son más que el refrito de antiguos gobiernos. ¡Y dicen que no sabían nada! ¡Que nada vieron! ¿¡Y dónde quedó Menem!? ¿Y De La Rúa y los muertos en Plaza de Mayo? ¿Y la Comisión del Congreso que investigó ilícitos y lavado de dinero por parte de políticos y funcionarios…qué pasó con eso? Todo lo que se descubrió ¿en qué quedó? ¡Parece que todo se olvida! ¿Y así pretendemos justicia? Más que preservativos, deberían repartir fosfovita para todos…
Una cosa más…¿se acuerdan de Nair Mostafá? Hagan memoria…¿ya se acordaron? bueno, la causa prescribió hace unos días, después de años, sin culpables…
Y al final…la vida sigue igual…

Update: Se le otorga a Chabán la posibilidad de salir en libertad bajo fianza…nada más que decir. La gente furiosa, triste, indignada. La policía revoleando de a tres a una viejita (no saben lo peligrosos que son los sexagenarios) o en el medio del tumulto, un efectivo (o un ineficaz) reventandole la boca a un tipo que estaba medio loco de rabia por el fallo. ¡Cuánta contención! Parecía que tenían más ganas de pegar que nunca…(Todo lo descripto, gentileza de varios canales de Tv, que dentro de unos meses se van a olvidar de todo, ja)

Luego de salir de clase de dibujo, el flaco se fue de Devoto a Avellaneda. Tenía que ver a una amiga y compañera de la facultad. No quería quedarse hasta muy tarde, pero esa es una cuestión que no iba a poder cumplir. El viaje de vuelta a Calzada era largo, aunque el 271 lo dejara en la estación.
En todo caso, esa era la menor de sus preocupaciones. Ese fin de semana lo operaban al viejo. Si todo salía bien, en unos meses estaría como nuevo. Si la cosa iba mal…no podía evitar que sus pensamientos fueran al peor escenario posible. Con el cáncer no se jodía y que encima te comiera el hígado, la vesícula, que se ramificara, que te quitará kilos en pocos días, que acabara con toda esperanza…no, no tenía que pensar en eso.
Se había hecho tarde nomás. Mientras regresaba, a eso de la una, cayó en la cuenta que lo mejor que podía hacer era tomarse un coche. Lo apenaba gastarse casi veinte mangos en el viaje. La guita en su bolsillo no pasaba de cincuenta pesos. En el trabajo, le pagaban a los premios. Lo que tenía era lo único que le habían dado, a modo de anticipo. Su hermana tenía un ingreso menor, pero al menos eran puntuales con el pago. El único con un ingreso digno era su hermano menor, que puntualmente mandaba plata desde Mendoza, adonde había tenido que ir a trabajar. Había sido su única opción y dadas las circunstancias, lo más indicado. Entre los tres zafaban bastante bien con todos los gastos. Deudas varias y una persona enferma, la misma que solía ser el sostén de la familia, no hacía las cosas más fáciles…
Abocado en esos pensamientos estaba, cuando lo vio. Un colectivo de la 271, justo frente a él ¡se ahorraría el dinero del remise!
La alegría no le iba a durar demasiado. A dos cuadras de su casa, contento porque había evitado el gasto…un ladrón se llevó su campera y el reloj. Resignado, se alejó, tratando de contener la bronca. Suerte para él. El caco no lo había revisado y por lo tanto, no se llevó los cincuenta pesos. Sólo deseaba llegar al hogar y haría lo posible por olvidar ese mal momento y… ¡Las llaves! ¡Quedaron en la campera! ¡La única copia! Rabioso, tuvo que pagar al cerrajero por abrir y colocar una nueva cerradura…en total…cuarenta pesos.
Mamá se quedaría todo el fin de semana con papá. El domingo, él y su hermana se contaban sus respectivos quilombos. Todavía tenía el gusto amargo del robo y las consecuencias de este. Por suerte (¡qué suerte!) ella tenía algo de dinero…le pidió que le ayude a darle de comer a los gatos y al perro. “Te vas a distraer, vení, dale”, le dijo. Aceptó. Le dieron de comer a todos. Inclusive a un gato negro que siempre venía, aunque no era de la casa. Era de esos típicos gatos vagos y atorrantes. Tal vez un poco arisco.
El flaco lo observó y notó que tenía la cara lastimada. “Vamos a curarlo” sugirió ella. Mientras la chica traía un desinfectante, él sujeto al animal…
Por supuesto que al gato poca gracia le hizo la situación. Empezó a maullar. A gruñir. A retorcerse. Ella se asustó. “Dale, ponele el remedio, apurate”, suplicó él. Y fue en ese instante, que su hermana dudó, que el felino mordió la mano del flaco. Un dolor como de aguja le recorrió el brazo…lo soportó lo mejor que pudo. El gato…no lo podía soltar…vagabundo…sin vacunas…veterinario…duele…duele mucho.
Intentó meterlo en la casa. Pero el bicho mordió más fuerte y con más rabia sobre la herida y el dolor se agudizó. Lo soltó. Mientras el gato huía de ahí, la furia se hizo presente. Enloquecido, totalmente fuera de sí, el flaco pateó cuanto elemento se cruzó a su paso. Insultó, carajeó y maldijo. Por el ladrón, por la guita, la maldita cerradura, el forro del jefe que no pagaba, el gato pulguiento, maldita sea la hora que se le ocurrió agarrarlo, por la enfermedad del viejo, cáncer de mierda…tanta bronca…tanto enojo acumulado…
Se resbaló y cayó. Lloraba. Mucho. No, no era justo. ¿Acaso la vida es siempre justa? Tirado, su perro le lamía el rostro. No importaba que el futuro le deparase un final feliz a esa tormenta.
Su hermana lo ayudó a levantarse. Tendría que curarse la mano lastimada. Para las otras heridas…ya habría tiempo.

Aquí les dejo un bonito top ten, con los más “destacado” del periodismo nacional…

1) Empezamos la semanita de lo más bien, con un Nicolás Repetto repitiendo una gafe similar a la de la gente de Puntodoc ¿Se acuerdan? Bueno, voy a refrescarles la memoria. En el marco de una investigación, dicho programa se metió en el consultorio de un conocido cirujano plástico, descubriendo sus gustos sexuales y violando su intimidad. Todo lo bueno que tenía la investigación se vio viciado por este escándalo, aprovechado por la gente de Intrusos. Y para completarla, no admitieron su error. De similar manera, Repetto, en Domínico, en su sección dialoguitos, le leyó los labios al gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá. Quien, casualmente, estaba insultando a la gente de CQC. Por más soez que sea un comentario, si este está siendo hecho al oído de otra persona…es privado. Por supuesto, el rating se quedó para Domínico y ni Repetto, ni nadie de su producción se preguntó si estaba bien lo que hacían. Si era ético… Sigan así muchachos….

2) Se estrenó Doble Vida. Todos hablaron en los medios, pero aquí tenemos a tres periodistas que se pusieron a comentar dicha ficción…
-Luis Majul, quién sólo lo vio de ratos, mientras hacía zapping.
-Jorge Lanata, que no la vio.
-Gisella Marziotta, que estuvo los primeros quince minutos frente a la TV.
Al margen de si el programa es bueno o no, lo ideal, queridos niños, es que si quieren hablar con criterio…primero mirenlo y después hablen.

3) El doctor Grondona, afirmando que él aprendió a ser tolerante en los ’60, estando en Londres, mientras veía a los hippies al lado de los lores ingleses… Lástima que se olvidó de eso en los setenta, en los ochenta, en los noventa, en pleno siglo XXI… se ve que las instrucciones del manual de tolerancia no estaban en latín…

4) Marcelo Bonelli, en Arriba argentinos, entrevistando a un representante del gremio docente, ya que iba a realizarse una medida de fuerza en las universidades.

Sindicalista: …lo que pedimos es un aumento en los haberes, según el cargo testigo, que es el de ayudante (…) y para ello hemos dispuesto un paro…
Bonelli: Y el paro ¿sería no dar clases?
CUAC

No querido ¡va a consistir en fabricar almohadones para los periodistas dormidos!

5) Feimann criticando a Lanata por una nota en Conecta2, donde mostraban su casa, las boludeces que compraba por Internet y otras yerbas… ¡DIOS MIO! Justo este individuo, si tiene menos autoridad moral… Mejor no le agrego nada, si total, él se condimenta solito.

6) Intrusos, armando un escándalo para que empate Florencia de La V con otro ídem. Filmarlo y vivir de eso fue cosa de coser y cantar. Y el remate, con Luis Ventura haciendose el guapo en cámara, mientras se mofaba de la sexualidad de Florencia (si viene como mujer no le pego, pero si quiere pelea, que venga como Carlos…). Bochornoso como Coppolo.

7) Van a pensar que es personal… Majulito y sus amigos… Entrevistando a Elisa Carrió, donde el inefable Luis vuelve a cargar con la historia de la estética de la ex diputada y siendo frenado en seco por la misma… Dreyfus en el medio del debate sobre el aborto, dando una clase sobre golpe bajo (saludando a sus pibes, pues viven gracias a que su mujer no abortó…). Y culminando la saga en Indomables, donde Majul sostenía que la emprendería a puñetes contra Lanata… si solucionás todos tus problemas así, ya te damos el Nobel de la paz.

8) Los de Telenueve presentando una entrevista “exclusiva” con la gente de Callejeros, donde quedan comprometidos…reportaje que ya estaba en manos del juez, gentileza de Rock & Pop. Cómo llegó esa grabación a manos de Telenueve será un misterio a develar…

9) Debora Perez Volpin, en Arriba argentinos, riendose de los pibes que hacían una asamblea para protestar porque tenían el colegio lleno de ratas…

10) Y dale con Bonelli: cuando dice la temperatura, declara que la misma es ¡de siete y doce minutos! ¡POR FAVOR , UN CAFÉ PARA ESTE TIPO! O en su defecto gritenle a él ¡ARRIBA ARGENTINOS!

Se aceptan sugerencias sobre los ítems antes mencionados.

Igual, ¿les gustó? A mí no…