Antes que nada, pido disculpas por haber desaparecido. Hace más o menos quince días que estoy sin trabajo, entonces me he abocado a la búsqueda del capital que me proporcione el sustento…y no daba todos los días ir al ciber a postear (se gasta plata ¿vio?) y además…tenía fiaca.
Tantos años (hace bastante que no me quedaba desocupado) y había un montón de cosas que quería hacer, entre ellas NADA. Sí señores, una bonita y hermosa NADA. Por favor, sólo un poco de tiempo para pasear por ahí, sin rumbo, estar más tiempo y sin apuro con la gente que quiero, poder salir a algún lado sin ninguna responsabilidad…
Y hablando de tiburones con impermeable amarillo (cómo diría el señor Chaparrón Bonaparte) y de gente irresponsable…je, digo, paso a comentarles mis impresiones del encuentro en Tazz (¿impresiones? que sos, ¿una Eqson?):
El lugar no estaba nada mal. Cuando llegué con mi mujer, no sabía como diablos presentarme (intenten saludar uno a uno a una veintena de personas), pero a algunos los reconocí gracias a haber visto sus fotos en sus respectivos blogs (Lu, Caro y Oprimido). Al resto de la gente los fui conociendo medida que logré charlar con cada uno de ellos. Lo único que lamento es no haber podido estar hablando con todos, perdón pido…
Se empezó hablando sobre lo que normalmente publicamos, pero como siempre sucede en estos casos, las charlas derivaron en otros tópicos, a saber, como crianza y captura de niños (un seguro servidor y su esposa, Caro y Oprimido, y Paxzu), busqueda frenética de mesas de pool invadidas (JEL, Peluca, Oprimido y quien suscribe), juegos y música (Padieg, aLdy, Albus) y demases que dejo a su virtual imaginación, señoras y señores…
Después las palabrejas se mudaron a un bar cercano (no me pregunten el nombre, no me acuerdo, no, es viernes y me duele la cabeza) con los que quedamos…hasta las seis de la matina.
En síntesis, como el tiempo es tirano, les digo que estuvo bueno, me divertí y dendeveras que quiero repetir…
Así que nos vemos…¡buen fin de semana!

Anuncios