La tarde se hacía más oscura, con esas lindas ganas de ser noche. No sé si hay algo para mí -pensó, mientras caminaba- y la lluvia finita y el aire fresco le contestaron. Cuanto frío. Parece que se vino el invierno nomás. Debería haber salido con el discman -le vino la idea a la mente- Paradise Lost como fondo estaría bárbaro. O Katatonia. Pensar que hay gente que se deprime con The Cure. Eso se le ocurrió al toque, con un dejo de desprecio. “One second” los Paradise es lo más apropiado. Los días se hacen más largos en la espera y más cortos en los hechos. “Estas cuasi reflexiones me están cansando” -se dijo- “y lo peor” – se agregó- “es que no tengo de que quejarme…”

Se volvió a casa. No tenía paraguas y había que preparar la cena. Se sonrío y se fue caminando despacito.

Anuncios