Con el tema de tener bastante tiempo libre y un hijo pequeño, he regresado a una afición que casi había abandonado: mirar dibujos animados. Ya sé, van a decir que estoy viejo para eso (especialmente si saben mi edad) pero es algo que me puede. No soy como esas personas que dicen “dibujos eran los de antes, yo estos nuevos no los entiendo”. Bullshit. En todos estos años he mirado toneladas de animación (de todo tipo). Así es que les va algunas recomendaciones para que vayan mirando (especialmente la gente grande) o en su defecto, para que digan que van a mirar junto a sus hijos (sobrinos también sirve).

Mansion Foster para amigos imaginarios: Este cartoon es creación de Craig McCracken (el de las Chicas Superpoderosas). Es la historia de Mac, un pibe que tiene un amigo imaginario llamado Blu. Cuando la mamá de Mac le pida que se deshaga de Blu, porque es grande para tener un amigo imaginario, ambos conocerán la mansión del título. Allí van a encontrar a todos los amigos imaginarios que esperan ser adoptados. Las historias están buenas, con saludables dosis de delirio y algo de comedia tipo cine mudo, donde los personajes corren y se pierden por diferentes puertas y generan bastantes equívocos. Este es uno de mis favoritos.

Los Jóvenes Titanes: Basado en un comic de la editorial DC, está serie tiene mucha acción, las historias están bien contadas, y aún para aquellos que no son fanas, ni conocen la historieta, es altamente recomendable. ¿La historia? Robin (sí, el chico maravilla), Raven (una hechicera), Cyborg (mitad hombre, mitad robot), Starfire (una chica alien) y Chico Bestia (un muchacho con la habilidad de convertirs en cualquier animal) son unos jóvenes héroes, que mientras combaten a los malos de turno, tratan de superar sus propios problemas y personalidades.

Jakers! Las aventuras de Piggley Winks: Este dibu es para chicos más chiquitos. Son las aventuras del cerdito que da título a la serie, con sus amigos. Estas historias son en realidad flashbacks de Piggley cuando es abuelo, que les va contando a sus nietos. Los capítulos son entretenidos, y rescatan un poco el espíritu de cuando uno es pequeño, con todos los miedos e ilusiones de esa época. Ir al colegio, jugar…y para los adultos que se enganchen, miren a Wiley, la oveja. ¡Se roba la serie!

Ahí tienen algo para muestra. Y eso que no reseñé los dibus viejos que están pasando, como la Pantera Rosa, Robotech, Mazinger, Meteoro y la remake de Astroboy. Pero si tienen paciencia, ya escribiremos sobre ello. Nos vemos…

Anuncios