Bueno, me tomado mi tiempo para volver a escribir. Podría decir que me estuve consagrando al trabajo. Pasaron varias cosas en todo este tiempo. Creo que demasiadas para mi gusto. Pero antes de siquiera ponerme un poco político y social, voy a irme al plano estrictamente personal. Así es que damos comienzo a la zona autorreferencial.
El trabajo en sí mismo no fue nada difícil, pero la convivencia con algunos compañeros, sí. Gente poco humilde, con ínfulas de jefe y sueños de cargo (a la semana de entrar) era la particularidad de algunos. Por suerte, había también de los otros, de los que te dan una mano, pero eran los menos. Ahí me dí cuenta que después de mi anterior laburo, puedo trabajar en cualquier lado, aún bajo gran presión, pero si me dan a elegir, prefiero un poco de tranquilidad.
Que es lo que tengo, digamos, adonde me fui, ya hace un par de días. La mejora es económica y de cierta estabilidad laboral, ya que estoy efectivo y no contratado. Y encima estoy con viejos compañeros, a los que para bien o para mal, ya conozco (muuucho).
Y podría decirse que tantas horas dediqué al trabajo que hasta abandoné este rinconcito…pero ya volví y ya me voy a despachar con algo de la “cumbre” de países y algunas cositas más referentes a incendios (en Haedo y en Francia!!??) y demases boludeces que fueron sucediendo acá y acuyá.

Ah…y a fin de año vuelve TVR. Alabado sea Dios (no Maradona, motherfuckers)

Anuncios